¡A la calle!, que ya es hora
de pasearnos a cuerpo
y mostrar que, pues vivimos, anunciamos algo nuevo.
G. Celaya

Endavant companyes, companys

diumenge, 25 de setembre de 2011

Si tú supieras

Si tú supieras cada cuánto vienes a mi; cada cuánto me llega una imagen que me lleva contigo; cada recuerdo perdido, y no tan perdido que me estremecen, y súbitamente, sin avisar, me hacen volver a ese tiempo pasado; un tiempo pasado que fue mejor a tu lado, y que yo, destruí, inconscientemente te saqué de mi vida, sin saber que pronto, te necesitaría, y ahora saber que eras todo lo que necesitaba.

Porque todo el mundo puede volar soñando con una utopía, y yo puedo decir que he volado a tu lado, y no soñaba, vivía. La cuestión es que ahora eres una verdadera utopía para mí, es cierto, mi utopía eres tú; pero, como luchador que me considero, lucho por las utopías que comunes o propias se vislumbran en mi horizonte.

La vida es un camino que se recorre junto a otras personas, y dependemos de esas otras personas para seguir, para avanzar y no estancarnos; y es que necesito tus consejos, tus palabras recias y huimldes, tu presencia sensata, tu mirada fija, tu sonrisa y tus manos; en definitiva, tú misma, eso es todo lo que necesito, nada más.
A.Salavert